¿Eres un apasionado de las motos y te encanta salir con la tuya de ruta? Con la llegada de la primavera, el buen tiempo te invita a poner a punto tu vehículo para irte a recorrer el asfalto disfrutando del paisaje. Por eso, a continuación te contamos al detalle cómo debes preparar tu moto para un excelente funcionamiento mientras estás por la carretera. Además, te recomendamos varios trayectos que puedes completar perfectamente con una Maxiscooter, que es muy versátil tanto para unos entornos como otros.

Prepara tu Maxiscooter para su buen funcionamiento

Entre los distintos tipos de motos, la Maxiscooter es una magnífica opción de la que puedes disponer si te mueves mucho por ciudad. Además de tener gran capacidad de carga, es cómoda para conducirla, así que hablamos de uno de los mejores vehículos de dos ruedas para entorno urbano. Los modelos han mejorado para dejar de estar tan enfocados a viajes largos, consumiendo poco combustible. Ahora son ideales también para la urbe.

¿Por qué? La explicación es sencilla, ya que proceden de las Scooter. Si bien son más grandes y tienen mayor cilindrada, mantienen esa esencia mecánica de moto de ciudad. Para trasladarte en tu día a día son vehículos prácticos que, además, protegen mejor de condiciones meteorológicas adversas. Gracias a esas Maxiscooter potentes y ágiles, puedes tanto realizar los trayectos de tu vida cotidiana como irte de ruta por España.

En ambos casos las prestaciones son idóneas. Pero, centrándonos en el segundo escenario de uso, debes saber que pueden alcanzar una velocidad máxima en su rueda trasera a lo largo de periodos más largos de tiempo. Por eso, apuesta por esa moto para recorrer grandes distancias. Eso sí, lo primero es ponerla a punto, sobre todo, si ha estado varias semanas parada.

Consejos para ponerla a punto

Revisa sus neumáticos para descartar grietas, deformaciones u otros daños que puedan tener. Si es necesario, debes cambiarlos (por tu seguridad), y si están en buen estado, comprueba las presiones. Luego, también debes comprobar los niveles de aceite, concretamente su viscosidad y estado, por si tienes que cambiarlo. Recomendamos sustituirlo una vez al año.

Igualmente mira los líquidos de los frenos, que son verdaderamente importantes, así como prueba el funcionamiento del sistema de frenado. Ante un tacto más esponjoso, será mejor que cambies ese líquido. Por último, revisa el nivel de anticongelante en el vaso expansor y en el tapón del radiador. Rellena si es necesario.

Por otro lado, debes echar un vistazo a las gomas de admisión o de escape, además de a los manguitos de gasolina, de refrigeración o del aceite. Todo esto puede sufrir desgaste. Después, continúa por la batería, tanto si la habías desmontado antes de parar tu moto como si no. Introdúcela en el cargador el tiempo requerido para recuperarla y, luego, vuelve a ponerla. Como consejo, cubre los bornes con vaselina. 

El siguiente paso es el filtro del aire. Este debe estar limpio de suciedad para una mejor respiración del vehículo. Precisamente, hablando de limpieza, no olvides retirarle el polvo u otras manchas a toda la Maxiscooter. Así también puedes detectar si ha habido algún tipo de fuga de aceite. Continúa después por el engrase de varias partes: cable, caballete, pata de cabra, cadena, bieletas…

Las suspensiones también son importantes y sufren, así que revisa los retenes de la horquilla porque pueden haberse resecado o pueden haber cogido suciedad. Por último, rellena de combustible nuevo el depósito.

Ya tienes lista tu moto, ¡arranca para ver que su funcionamiento es óptimo!

Mejores rutas para viajar con tu Scooter

Una vez vistos esos consejos, ¿qué recorridos puedes completar con tu Maxiscooter? Te proponemos cinco rutas muy atractivas, de norte a sur peninsular, para que puedas elegir según tu lugar de residencia.

  1. Costa da Morte (Galicia). Aventura por el litoral gallego con bastantes curvas y temperatura agradable, desde Malpica hasta Finisterre.
  2. Picos de Europa. Fascinante entorno natural para rodear Asturias, Cantabria y León en un triángulo perfecto para descubrir paisajes verdes o montañosos de gran belleza.
  3. Los Pirineos. Otro destino interesante donde encontrar tramos largos (de Figueres hasta San Sebastián) o más cortos. Anímate a recorrer la cordillera uniendo puertos de montaña como Tourmalet o Hautacam, alterna valles con cumbres, asómate a los miradores…
  4. Serranía de Cuenca. Visita parajes diferentes, de poco tráfico, en esta ruta que parte en Cuenca y puede llegar hasta la Reserva Natural del Hosquillo. Mientras, descubre numerosos destinos rurales.
  5. Sierras de Cádiz y Málaga. En Andalucía tienes la posibilidad de contemplar los pueblos blancos gaditanos y malagueños a través de carreteras que rodean sus montañas. La lista de paradas locales es amplia.

En conclusión, disfruta de estas propuestas por la geografía española después de poner a punto tu vehículo. Motos y aventurashacen una pareja perfecta que debes aprovechar ya. ¿Qué ruta te gustaría vivir primero?